miércoles, 16 de diciembre de 2009

Así se hace el vídeo de una boda

Ir a visitar a unos recién casados se convierte a veces en una aventura peligrosa. Te arriesgas a que te castiguen con tres tomos de fotos a cual más cursi y de postre un vídeo largometraje lleno de miradas cómplices, parques y hasta cisnes. He visto alguno bueno, es verdad pero en general son muy largos, en general se hacen pesados y no interesan a nadie que no haya participado en el enlace. Lo cual tiene su lógica porque son de consumo interno, claro. Y uno se pregunta ¿No podrían hacer uno más completo, de recuerdo para los novios, y otro, un resumen bien hecho para enseñar a las visitas?

Pues fíjate que el otro día escarbando en internet, mi manera favorita de perder el tiempo, me encontré uno que me encantó. Y eso que no conozco ni al novio -un tipo italiano bastante cachondo- ni a su ahora esposa, una chica filipina. Dura lo máximo que debe durar un vídeo en la era de Internet: cinco minutos. Y me parece precioso y original. La escena en la que el futuro marido regala a sus amigos su agenda de ex ligues parece de película de Fellini. La ceremonia en Manila está extraordinariamente bien realizada. Y la música de Nino Rota (El Padrino) y Ennio Morricone (Cinema Paradiso) acompaña muy bien las escenas. Pese al tono humorístico de la trama, me ha emocionada. A ver si a ustedes les pasa lo mismo.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bonito el vídeo, Berni. A ver si tú y la caterva de solter@s que tienes alrededor os vais animando. Por el vídeo se empieza

Paco Maurial Mackee dijo...

Hola Berni, el vídeo tiene lo justo de lirismo y lo apropiado de decirlo todo en gestos mínimos...Es buena la idea de medirle el tiempo a la belleza...o a la esperanza...Y ...siguen juntos el tío italiano y la chica filipina...?

Anónimo dijo...

Me impresiona mucho la escena en la que les colocan un cordel o lazo alrededor del cuello. Parece que los vayan a ahorcar en ese momento!

Anónimo dijo...

Los ingleses dicen "to tie the knot."

Anónimo dijo...

Escribe algo de Tenerife, que aquí nos helamos.

Emma Rubio Barthe dijo...

Tío Berni, va a tener razón mi madre de que eres un romanticón. A ver si te dejas de tonterias y vas al grano con esa agenda que tienes.
Por cierto, los que ponen comentarios se pueden aplicar lo mismo.
Y cuenta algo de Tenerife, leche! Que en León hace un frío!