martes, 13 de abril de 2010

Más importante con barba


Me he dejado barba desde hace un mes y medio, más o menos. No es la primera vez que me la dejo, ya la llevé hace 15 años en Bilbao durante unos días pero ahora igual me la dejo más tiempo. Lo hice por una bobada, porque todos mis compañeros del turno de tarde -cuando aún trabajaba por la tarde- la llevaban; al principio no me convencía pero ahora que ya no pica y está convenientemente arreglada ni me acuerdo de ella. Puesfijate que el otro día conocía a varias personas que trabajan en Muy Interesante -ya sé que de momento no tiene nada que ver con lo de la barba, pero esperen- y hablando con ellos de cómo me gustaba la revista allá por los primeros años 80 me acordé de algunos reportajes memorables que me habían impactado. El que más, uno sobre los cien personajes más importantes de la historia de la humanidad.

El interesantísimo ránking había sido elaborado en 1978 por Michael H. Hart y luego revisado en 1992. Los cambios en esos 14 años habían consistido básicamente en retrasar 20 o 30 posiciones a Marx, Mao, Lenin o Stalin e incluir a Gorbachov, por ejemplo. Mahoma sigue siendo el número uno, por delante de Newton y de Jesucristo, relegado a un polémico tercer lugar. Otro día hablaremos de esta curiosísima clasificación que habría que revisar una vez más para incluir a los protagonistas de la nueva era de la computación e internet: Gates, Jobs, los creadores de Google y desde luego los impulsores de internet tienen más influencia en cómo es el mundo hoy que el 90% de los personajes citados por Hart hace 30 años.

Pero aparte de hacer esa reflexión hice otras. Apenas hay mujeres, dos o tres (la primera, la Reina Isabel la Católica) y sólo cuatro españoles: además de la soberana, Pizarro, Cortés y Picasso, salvo que incluyamos a Colón, de origen discutible. Y sobre todo, y aquí enlazamos por el principio, la mayoría de los tipos que supuestamente han determinado que el mundo sea como es, están representados con barba. De los 18 primeros, 14: Mahoma, Jesucrito, Confucio, San Pablo, Tasi Lun (inventor del papel), Gutemberg, Einstein, Marx, Pasteur, Galileo, Lenin, Moisés, Darwin y Shih-Huang Ti (unificador de China). O sea, todos menos cuatro: Newton, Buda, Colón y Aristóteles. ¿Dejarme barba aumenta las posibilidades de llegar a ser un tipo realmente importante? De momento sólo he comprobado una cosa: adelgaza. Más de diez personas me han dicho que estoy más delgado, y peso exactamente lo mismo. O quizá un poco más: calculo en unos 50 gramos el peso del vello que ahora me tapa la cara.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Se te olvida mencionar que a algunas nos gustan más con barba...

Anónimo dijo...

Pero es que a los antiguos se los retrata siempre con barba. JC no tenía tiempo de rasurarse, y Moisés en medio del desierto no iba a desviarse pa buscar un Spejos'.

Anónimo dijo...

¿Y las mujeres importantes tenían bigote?

Anónimo dijo...

Como ya tus abuelas las pobres no te lo pueden decir, hablaré por ellas: importante o no, córtese las greñas.

Emma dijo...

tío Berni,
A mi no me gusta la barba que pica...

Anónimo dijo...

Emmita, felicidades, ya te gustarán las barbas... date tiempo.

Agustín dijo...

Como sabes, yo llevo barba, desde hace...... no sé, 8 ó 9 años, me la dejé crecer (la barba), por motivos que podrían encartarse en la salud, y ahora no me apetece cortármela (la barba). Si no lo he conseguido a mis 38 inviernos, no creo que yo llegue a ser un tipo importante, pese a tener barba........... ¡ah! y tampoco me reduce los michelines, pero a los tipos feos nos viene bien tapar un poco. No digo que tú lo seas, en eso que opinen otras.