martes, 22 de abril de 2008

Y el cura subió al cielo

Esta es una historia desgraciada y terriblemente rocambolesca. Resulta que a un cura brasileño se le ocurrió batir el estúpido récord de permanecer más tiempo en el aire sostenido por globos de fiesta. Por una buena causa, eso sí. Subió y subió impulsado por mil globitos, se lo llevó el viento sobre el océano y todavía lo están buscando. Las Fuerzas Aéreas, la marina y todo el Estado de Paraná.

Ante una noticia muy dramática uno intenta adoptar un tono serio. Pero hay veces que no se puede. Un personaje de Woody Allen decía que humor es tragedia más tiempo: a nadie se le ocurrió hacer un chiste el día después del asesinato de Liconl. Pero hoy puede abordarse el magnicidio desde un punto de vista risible sin problemas. Ahora bien, en vista de cómo avanza el cinismo en el mundo yo matizaría esa proposición y diría que el humor es tragedia más distancia, temporal o de otro tipo. Cinco minutos después de que se cayeran las Torres Gemelas ya había chistes sobre el tema, aunque supongo que no se contarían en Nueva York.

En este caso, salvo que uno sea familiar directo del sacerdote, parece difícil abordar la historia sin que una sonrisa le queme a uno los labios, así de incontrolables son nuestras vísceras. Ni distancia ni tiempo, ni nada. Pasó hace unas horas y estoy seguro de que a cincuenta metros de donde vivía el curita ya están haciendo bromas. La versión actualizada y remasterizada de Mary Popins no tiene, de momento, final feliz. Y parece difícil que lo tenga. Pero qué quieren que les diga, si uno tiene que morirse, y los nuestros nos van a llorar de todos modos ¿Qué tiene de malo provocar la risa de aquella gente a quienes nuestra desaparición en otras circunstancias sólo produciría indiferencia?

5 comentarios:

Yulendys Jorge dijo...

Berni, el primer párrafo parece sacado de una de las historias de García Márquez... Ya es un poco tarde en esta noche dominicana... No me perderé mañana los comentarios de tus lectores... Los esperaré con ansias.

ElJebiCOQUETO dijo...

De esto hay mucha tela que cortar, desde el hombre rana que apareció en los rescoldos de un incendio forestal (el hidroavión se lo llevó al tomar agua de un río volando al raso) hasta ayer mismo, cuando un punto de la i mal escrito en un mensaje de móvil desencadenó una tragedia familiar en Turquía. Al parecer, la palabra sIkIsInca significa:
con I) cuando te quedas sin argumentos
con i) cuando te follan

Cómo está el mundo, Facundo.

ElJebiCOQUETO dijo...

Por cierto, inmortal el capítulo de Los Simpson que parodiaba a Mary Poppins. Cuando ella se marcha volando en su paraguas y los niños se despiden con un "Adiós, Shery Bobbins!", Barney, el borracho del pueblo, se para a su lado, mira hacia arriba y dice "Adiós, Supermán!". Y suelta uno de sus eructos.

Acto seguido, la tal Bobbins desaparece dentro de la turbina de un 747 que pasaba por allí.


Insuperable

Anónimo dijo...

Pobre hombre,
¿Se confirma el deceso?

Anónimo dijo...

Electrocutarse al cambiar una bombilla.
Suicidarse sin mirar la Primitiva.
Ahogarse en la piscina de un barco.
Desnucarse en la bañera fornicando.
Castigo divino a la zoofilia.
Pasión que aplasta una roca asesina.
Todos se ríen porque adivinan
qué hacía el difunto con una gallina.
Onanismo casero desbocado
en la cocina del lord diputado.
Bolsa de plástico en la cabeza
y en el muslo las ligas de la asistenta.
Carne festiva en la casa de fieras.
Nubes negras que anuncian tormenta.
Miras al cielo muy estirado
y te cae en a tí el único rayo.
Pánico.
Pánico a una muerte ridícula.
La novia morada se convulsiona
en el día del banquete de su boda.
En su garganta un gran langostino.
La asfixia produce sonoros gemidos.
Cornisas que sepultan a toda una familia
cuando entran a ver una película de risa.
Peatones inocentes que son el objetivo
de desesperados que se lanzan al vacío.
Divertidas fiestas de moros y cristianos.
Lanzas, espadas y lluvia de petardos.
La pólvora no siempre explota donde debe.
Disfrazados de paje hay muchos que mueren.
Electrocutarse al cambiar una bombilla.
Suicidarse sin mirar la Primitiva.
Ahogarse en la piscina de un barco.
Desnucarse en la bañera fornicando.
Pánico.
Pánico a una muerte ridícula.
Palmarla a lo tonto es degradante:
se ríe hasta el Juez que levanta el cadáver.
Muecas y bromas en el velatorio
y luego un entierro bochornoso.
Nacer, crecer y reproducirse
para luego al morir ser motivo de chiste.
Si ves la sombra de la guadaña
arréglate un poco y pon buena cara...

DEF CON 2. PÁNICO A UNA MUERTE RIDÍCULA.