jueves, 5 de febrero de 2009

Recetas de Capra para una crisis

En estos tiempos en los que uno se deprime nada más abrir el periódico con las cifras del paro, antes la inflación y ahora la posible deflación, y las debacles busátiles conviene volver a Capra para animarse un poco. A su archifamosa Qué bello es vivir y sobre a su menos conocida pero absolutamente imprescindible y actual La locura del dólar (American madness). La historia de Thomas Dickson, un banquero que en pleno crack del 29 insiste, contra el criterio de su consejo de administración, en seguir concediendo créditos a gente "honrada y cautelosa" para inyectar el dinero que saque a su país de la depresión.

Una persona da el primer pasito para convertirse en mala persona cuando deja de cumplir con su obligación con la excusa de "no ser el único tonto que lo haga". Y es que la regla que ordena el cerebro de la buena persona es precisamente el opuesto: "Seré el único idiota que actúe así [pagar los impuestos, guardar cola, tirar la basura a la papelera] pero es mi deber". Dickson es así, un banquero atípico precisamente porque piensa tanto en los demás como en sí mismo. Hemos festejado durante años al modelo opuesto, a los listos que sabían enriquecerse sin importar muy bien cómo en quince días. Pero son ellos los que nos han metido en el hoyo. Y aunque ingenuo, e ingenuas mis palabras, sólo los tipos como Dickson pueden salvar el mundo.

De esta película el espectador sale con una sonrisa. No revelaré el final, pero por lo que cuento deducirán que tiene un final feliz. Ya es hora de que vean algo así, si se han quedado con el mismo cuerpo que yo después de Revolutionary Road. A Capra los críticos le criticaban por su optimismo. Pero los amantes del cine de "cubo de la basura" como los llamaba el director estadounidense olvidan que la vida es en gran parte bonita o fea por cómo nos la tomamos. Capra no cuenta que el mundo sea un lugar objetivamente maravilloso, pero sí que podemos afrontar la realidad con mejor o peor ánimo. Él decide poner buena cara. Y probablemente ésa sea la estrategia más inteligente.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Rápido!!! ¡¡¡Enviemos este vídeo inmediatamente a la Ciudad Financiera del Santander, a nombre de Emilio Botín!!!!
En serio, Berni, me parece que estás absolutamente cargado de razón. Espero que un banquero Dickson aparezca pronto en el horizonte para sacarnos de ésta...

Eva dijo...

Qué buen vídeo ber!!
95% de posibilidades de que lo saquemos mañana en asuntos propios. Por cierto, el programa (radio1, de 4 a 7) hace un fiestón, de 4 a 7 en los teatros del canal, cea bermúdez 9, el jueves día 19. Hacemos el programa en directo con público, habrá música en directo (Pereza, Coque Malla, La Excepción, pincha Juan de Pablos), estará Wyoming, Javier Limón, Javier Sierra, Vicente Romero... en fin, mucha peña. Y sándwiches de nocilla y ganchitos y fanta. Todo el mundo avisado, e invitado.
Besos

scotchanddrive dijo...

Oh!!! Cómo se conservan los clásicos. Grande Capra y grande Berni. Por cierto, ¿Hemos comentado que tenemos que ver Primera Plana?

Anónimo dijo...

Como voy tan poco al cine y mi cultura es tan escasa en este terreno, pensé que era una "filtración" de la reunión de Zapatero y los grandes banqueros (la 2ª, no la 1ª). Y usted, joven,qué oportuno y qué inteligente parece. Sus padres tienen que estar orgullosos de usted.