domingo, 1 de marzo de 2009

Cuando la publicidad es noticia

El viernes tuvimos un interesante debate en el periódico. El PP emitió un vídeo fin de carrera en Galicia en el que el único protagonista era Rajoy: el candidato Núñez Feijóo apenas aparecía dos segundos. Algunos opinaban que el citado vídeo era noticioso y debíamos publicarlo como tal en la web; otros decían que si el PP quería insertar sus vídeos electorales en nuestra página debería pagar la tarifa correspondiente. La polémica se complica cuando los partidos o las empresas crean un vídeo propagandístico deliberadamente atractivo o polémico para convertirse en noticia. El fenómeno se ha multiplicado en los últimos años con la eclosión de internet. Entre el afán que tienen muchos sitios de cambiar constantemente sus contenidos y que el espacio no es problema es muy fácil colar el producto como información y encima no pagar un duro.

¿Estamos dando información útil al lector o estamos picando el cebo de los departamentos de márketing? En Puesfijate hoy no nos importa picar y comernos el anzuelo entero y la caña de pescar. Porque me ha encantado el último anuncio de Coca-Cola, ese en el que un viejito de 102 años, Josep Mascaró, viaja desde Mallorca a visitar a una niña recién nacida en Madrid. No soy el único al que no le importa hacer publicidad gratuita: EL PAÍS incluye una referencia a este spot, creo que con buen criterio, en su suplemento de Negocios. Según el diario, el anuncio Encuentro, intenta "tocar la fibra sensible del espectador" -ya saben lo desarrollada que tenemos dicha fibra en este blog según para qué temas- y "vuelve a capitalizar para Coca-Cola la defensa de la felicidad". Objetivo plenamente conseguido en ambos casos, opino.

En el anuncio Mascaró monta en bici, baila y juega al futbolín. Pero me quedo con una de sus frases: "Lo único que no te va a gustar de la vida es que te parecerá demasiado corta". Una sentencia que revela una actitud mental envidiable en un señor al que le habrá pasado de todo en un siglo: bueno, malo y regular. Qué distinto de lo que dice, también en EL PAÍS, José Antonio, director del ballet nacional de España, entrevistado por Karmentxu Marín en la última página: "Me aterroriza la longevidad". Que a uno le asuste la decrepitud lo entiendo. Pero quien rechaza a priori una longevidad tan estupenda como la de este señor de Mallorca tiene una tara similar a la de esa gente a la que no le gusta la música o las flores. ¿Dónde hay que firmar para llegar a los 102 como este viejecito?

6 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Cuánto pagará Coca-cola a sus publicitarios o publicistas? Es muy bueno el anuncio aunque un poco largo. En cuanto a la longevidad, llegar como éste señorín es una rarísima excepción. La mayoría llegan bastante más "gagá". Simone Ortega contestó a una pregunta sobre el tema: "¿La longevidad? ¡Qué horror!" Yo soy más bien de esa opinión.

Anónimo dijo...

En cambio la muerte me parece el planazo.

Anónimo dijo...

¿Alguien puede decirme qué coño anunciaba el viejo de :...y Franco, qué piensa Franco de todo eso?

Puesfijate dijo...

Un todoterreno que te llevaba a donde no te lleva nadie, creo.

Anónimo dijo...

El problema de llegar a tan mayor no es sólo la decrepitud, si no también ver morir a la gente que quieres. Por ejemplo, supongo que nadie quiere vivir tanto como para ver morir a sus hijos

Yulendys Jorge Valerio dijo...

Ciertamente, anónimo. Pero por otro lado, piensas que si te mueres primero les estás provocando un dolor a tus seres queridos que te gustaría ahorrárselo...

A mí me encantó el comercial de Coca Cola; pues te ofrece la opción de ver el otro lado de la vida... Bueno, eso del otro lado es relativo...

Me pondré muy existencialista si extiendo este comentario... Mejor lo dejo hasta aquí.

Besitos, Berni.