viernes, 9 de mayo de 2008

Mamá, estoy en la guerra

Las madres se preocupan mucho por sus hijos, algunas en exceso, y es natural. La invención del móvil supuso la irrupción de un nuevo instrumento de control para las mamás superprotectoras, que pueden ahora tener a sus retoños localizados. Pero, lejos de calmar sus preocupaciones neuróticas, las exacerbó. Si no obtienen respuesta o el teléfono está desconectado rápidamente empiezan a urdir toda suerte de desgracias o catástrofes que le han podido ocurrir a sus pequeños.

El 99% de las cosas por las que nos preocupamos son temores infundados. Pero en la historia que nos ocupa los padres del soldado Stephen Phillips, militar estadounidense destacado en Afganistán, tenían motivos para la alarma. Su móvil se disparó en medio de una batalla y dejó en el contestador de casa un mensaje involuntario de tiros y confusión. El vídeo adjunto, que el hermano del soldado colgó en Youtube, ha recibido ya más de 200.000 visitas. No tienen el ordenador estropeado: no se ven imágenes, sólo se escuchan disparos, insultos y blasfemias.

Nadie resultó herido en el incidente. Stephen, como buen hijo, pidió luego disculpas a sus padres por las palabrotas y les rogó que no le dejaran escuchar la grabación a su abuela. ¿Se preocupará la señora Phillips cuando Stephan, de vuelta a casa, tarde un poco más de la cuenta un sábado por la noche?

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo más tierno lo de la abuela...

Anónimo dijo...

No hace falta ir a la guerra pa dejar mensajes así, con ponerte el móvil en el bolsillo y caminar por Gran Vía...

Anónimo dijo...

Las meteduras de pata con el móvil son muchas y de muy diversa índole pero también hay momentos tiernos. Yo tengo guardada en el corazón, porque el móvil ya lo cambié, un mensaje que me llegó por equivocación: "Le desvío el móvil abuela que me bajo a la mina". Intenté hacerme amigo del tío, pero el minero no demostró demasiado interés por las relaciones cibernéticas, él se lo pierde.

Manuel dijo...

Una vez dijeron en el tomate que a Guti lo había dejado su mujer porque le envió por error un sms al móvil, cuya destinataria era en realidad un ligue. Un clásico en las consultas de los abogados de familia son las facturas de Movistar de consumo mensual subrayadas... Cuidado con el móvil, cuidado con el messenger, cuidado con el correo electrónico.

Anónimo dijo...

acabo de intentar reproducir el documento pero salta un mensaje que dice:"sorry, this video is no longer available", caramba el gran hermano llega a utube, y seguro que lo han censurado por que un soldado USA no utiliza un lenguaje inapropiado en combate, ni siquiera cuando se dedican a torturar o a matar per un pugno di petrodollari. Lo políticamente correcto es una cosa que apesta desde el mismo día de su concepción y su engendro es sólo posible en una sociedad donde la hipocresía campa a sus anchas en salones y recepciones de embajadas.

V.