martes, 4 de marzo de 2008

La madre más pequeña del mundo

Vi este vídeo el pasado sábado y me quedé impresionado. Vendrá bien para desengrasar de tanta política. Hay quien le ve el lado tierno a esta historia y quién la encuentra de un morbo insufrible. A mí me resulta pelín desagradable, pero cuando veo lo felices que están sus protagonistas me apaciguo. Resulta que una mamá de 73 centímetros de altura (realmente diminuta) ha tenido una niña de 45 centímetros (bastante hermosa). Es la persona más pequeña que da a luz y lo cuenta la televisión WLWT, de Cincinati. A ver qué les parece. (Antes de que dejen sus comentarios les recuerdo que este blog lo lee mi madre).

6 comentarios:

ElJebiCOQUETO dijo...

Macho, si este blog lo lee tu madre -a la que desde aquí saludo- lo que deberías haber hecho es ahorrarle directamente el video. A mí me recuerda a mi primer contacto televisivo con Pérez Reverte, cuando presentaba el espacio Código 1, basado casi en exclusiva en este tipo de historias tierno-aberrantes. En una despedida, antes de dar paso a un reportaje sobre dos siamesas que estaban unidas por la cabeza, el tío dijo algo así como "Y les dejamos con esta historia, cuyo morbo me da tanta vergüenza que estoy por levantarme e irme ahora mismo". Eso, y las veces que cuando era reportero de guerra contestaba en directo a los saludos del presentador en estudio con lindezas como "¿Y CÓMO QUIERES QUE ESTÉ?" fueron las que desde el principio me arrojaron a los abismos del odio hacia su persona, por mucho Alatriste que viniera después.

Anónimo dijo...

Y que lo digas, Reverte es un auténtico gilipollas (ya lo sé, señora, no debería decir palabrotas, mi madre también em lo dice siempre). Dicho esto, te diré que no me he tranquilizado hasta ver al padre.

Manuel dijo...

El vídeo es pura pornografía, Roman. Honestamente, me parece una salida de tono brutal en este blog siempre tan aseado. Desde hacía tiempo veía venir que algo de esto podía pasar, pero has superado cualquier expectativa. Creo que la próxima entrada debe ser una entrevista con el rumano al que le tienes alquilada tu buhardilla de 4 metros cuadrados. Titula tu entradilla así: "Mi vida en 4 metros cuadrados" o si lo prefieres "Cómo dar de cuerpo sobre papeles de periódico y mantener la autoestima".

ElJebiCOQUETO dijo...

En la Puerta del Sol hay un rumano espantoso con los brazos cortados a la altura del hombro que agita con la boca una bolsa llena de monedas. Lleva camisa de asillas en pleno diciembre, para que se le vean bien los muñones, pero sospecho que también para distraer del hecho de que, mientras él pide, el pueblo al completo de "Borat" le espera unos metros atrás por si alguien osa arrancarle las encías de un tirón.

De nuevo mil disculpas, señora.

Anónimo dijo...

perdón? camisa de asillas? Hay otro, un hombre negro, que pide en la Gran Víaprofiriendo gritos y soltando espuma como si fuera uno de los zombies de siete días después (o era ocho?)

ElJebiCOQUETO dijo...

Camisa de asillas: en Canarias, camiseta interior o "underwear" (angl.), que deja los hombros al descubierto. En Rumanía, instrumento perfecto para mostrar las aficiones del régimen de Ceaucescu (amb. estatal) o las de los vecinos de al lado, por lo común descendientes de Vlad Tepes (amb. local).

Eran veintiocho días. Con Fresnadillo se convirtieron en veintiocho semanas. Lo que venga después va a verlo su p**a madre. Saludos.