lunes, 7 de julio de 2008

¡Adiós, guiñoles!

El viernes nos enterábamos de una triste noticia. La desaparición de los Guiñoles de la televisión. Después de 13 años de humor delirante, convertidos durante una década en emblema de una cadena, relegados en los últimos tiempos a un horario bastante absurdo, se va de la tele uno de los pocos programas que sorprendían por su ingenio. Un espacio que ha logrado dos milagros: uno, caricaturizar de maravilla a personajes de la vida pública; dos, conseguir que esos personajes se parecieran luego, cada vez más, a sus muñecos de látex.

No entiendo las estrategias de las grandes cadenas. Aclaro de antemano que tengo vínculos afectivos con algunas de las personas que trabajaban para el programa pero expreso, creo, el sentimiento mayoritario de los televidentes: es una pena. Y les dejo con su último gag o al menos el último que Cuatro ha subido a Youtube. Gracias por todo.

3 comentarios:

El Jebi dijo...

Berni, han encontrado a tu cura brasileño, el de los globos, a unos 1.300 kilómetros de su lugar de partida. Si ves que me tiemblan las comisuras de la boca no creas que soy mala persona; es sólo un tic, que ando muy estresado. Saludos.

Anónimo dijo...

Lo de Los Guiñoles es una pena. No sé con qué parte del cuerpo piensan los directivos de las cadenas. Con el cerebro, desde luego, no.

Anónimo dijo...

Mucha penita lo de los Guiñoles, sobre todo por la cuenta que nos trae.
¿Al curita lo encontraron vivo?