jueves, 1 de enero de 2009

Fin de año en la redacción

Este año me ha tocado trabajar el 31 de diciembre. Y aunque mi horario terminaba teóricamente a las 11 de la noche decidí quedarme a tomar las uvas con mi compañera Raquel, que se pasó solita toda la noche del 31 al 1 de enero hasta que llegó el relevo a las 7.30 de la mañana. Ella trajo una estupenda cena con empanada, embutidos y salmón; yo sólo puse las uvas (soy un poco cutre); y nuestra jefe nos dejó champán. Este es el vídeo muestra cómo vivimos las campanadas.

Si les digo la verdad me hizo hasta ilusión partir el año en el periódico. Una redacción el 31 de diciembre es algo fantasmagórico porque el día 1 no sale el diario. Pero tiene también su encanto, un lugar tan bullicioso y de pronto tan vacío durante tantas horas. Espero que 2009 nos deje buen sabor de boca pero no coincido con esos que piden que se cumplan "todos nuestros deseos". Todos no, eso sería terrible. Y si no es tan buen como esperamos adoptaremos la táctica que seguimos en 2008 y apelaremos al sentido del humor. Desde luego no somos responsables de muchas cosas que nos pasan, pero sí de cómo nos las tomamos.

Feliz año.

5 comentarios:

Chiqui dijo...

Feliz año, compañeros!!
Que seguro que 2009 no es tan fiero como lo pintan...
un abrazo

Moeh dijo...

¡¡Qué grande eres Bernie!!

Feliz año, y que sigamos contando las cosas que pasan en elpais.com

Un abrazo

Alvaro dijo...

Muy grande Berni que te quedaras. Peacho jefe. Y peacho Raquel que le tocó estar aquí cuando todos estábamos con la familia y amigos. Feliz 2009!

Anónimo dijo...

Feliz año 2009.Aunque hemos empezado este con un buen susto por la perdida momentanea de Kika, al final alguna buena persona la entregó a la perrera municipal.
Un saludo

Anónimo dijo...

Lo más soprendente es que este año te las tomaste sin pelar. ¡Es mayor, ha madurado!