lunes, 9 de julio de 2007

Un tipo popular

Leo en ELPAIS.com que Ramoncín deja la junta directiva de la SGAE. Difícil encontrar un personaje en España que sin haber matado a nadie suscite tanto rechazo. Quizá Aznar, pero éste tiene también una legión de partidarios. ¿Alguien conoce a alguien a quien le caiga bien Ramoncín? La noticia, enviada a la popular web de compartir noticias Menéame hace un par de horas ha sido jaleada por más de 300 lectores. 49 la han comentado: la inmensísma mayoría para insultarlo, celebrar su marcha y lamentar la inminente salida de otro de sus discos. ¿Cómo hace este hombre para salir a la calle?

¿Tratamos de defenderlo? Venga, sólo un ratito, que es duro nadar contra corriente. El tipo puede ser todo lo desagradable que se quiera pero es justo reconocer que su tarea ha sido básicamente exigir que se cumpla la ley, nos guste ésta o no. Otros que van de enrrollados han aprobado esas leyes, las han mantenido o se han beneficiado de la labor de pit-bull de los derechos de autor de este señor.

Me intriga -ya se ha acabado el argumento de la defensa- una misteriosa frase que propongo al debate de los lectores: "Yo veo mucha gente con aspecto de auténticos y luego están vendidos a la industria, al negocio y a las emisoras". ¿Al negocio? Jo, yo pensaba que por definición todo el mundo estaba vendido al negocio. Y que él era precisamente uno de los encargados de engordarlo.

Y una última pregunta. Yo soy muy inculto en esto de la música moderna (la compuesta en los últimos 40 años, quiero decir) pero ¿alguien recuerda un tema de Ramoncín que no sea el de Litros de alcohol corren por mis venas, mujer?

4 comentarios:

Manuel dijo...

Ramoncín me cae mal, pero Víctor Manuel - el hijo del ferroviario, el nieto del picador de la mina- me cae aún peor. De Ana Belén (o Ana Botella, cada vez se parecen más), mejor ni hablar. Esa gente ha logrado la cuadratura del círculo: forrarse exprimiendo (legítimamente) un sistema del que luego abominan en tribunas y tertulias. Me parece muy bien que produzcas "Yo soy esa", o que saques cada tres años un disco en directo cantando la muralla y España camisa blanca, pero coño, deja de dar lecciones de moralidad, que este país poco a poco supera sus traumas y tiene derecho a tener sus propios referentes. Ramón de España, en su imprescindible ensayo "El Odio", hace un impagable retrato de esa "peñita".

Sí, recuerdo otra canción del tal Ramoncín que decía algo así como: "Quiero ver lo que tú ves y tocar lo que tú tocas; acariciar toda tu piel y tenerte en mi boca".

Toño dijo...

Va un chiste:

Un señor va caminando por la calle y ve, en el suelo, una sábana de esas del top-manta. En una esquina, reconce una copia pirata de un cd de Ramoncín.

Ya se ha acabado el chiste.

Anónimo dijo...

Vengo de charlar del tema con mi amiga Elena Olalquiaga, excelente abogada que trabaja en esto de la propiedad intelectual, y ando con la corrección política subida (¡yo, que tengo el carné de socio 00001 del e-mule!!). Pero hay cosas que no tienen pase.

No tiene pase que Ramocín lleve viviendo desde hace veinte años de la misma canción; ni que Ana Torroja se financia el peso de sus labios (¡puaj!) cantando en TVE la última versión de Hijo de la Luna (¡¡ahora en ranchera!!!); ni el enésimo concierto de Ana Manuel y Víctor Belén pa salir del atolladero en el que les dejó la Panto (eso es un fracaso y no lo del Mundial 82).

Han vivido del cuento demasiado tiempo y ahora se les cierra la muralla, pues qué penita.

Anónimo dijo...

Ramoncín es uno de los personajes más odiados de España, desde luego. Pero si hubiera que hacer un listado yo incluiría también ( y no sé si antes) a Ricardito Bofill, Aída Nízar, Pilar Rahola, José Luis de Villalonga, Cristina Tárrega y el que para mí se lleva la palma de todos, aunque no sepa su nombre...el dueño de la Bruja de Oro. AAAAAGGGGH!!!