jueves, 18 de octubre de 2007

Camus, precursor del choque (y de la alianza) de civilizaciones

Foto: Library of Congress
Asegura la Wikipedia que "el choque de civilizaciones es una controvertida teoría acerca de las relaciones internacionales. Tal como se conoce hoy en día, fue formulada en un artículo de Samuel Huntington publicado en la revista estadounidense Foreign Affairs en 1993 y transformado posteriormente en un libro en 1996".

Muchos -coincidan o no con las estrategias que propone para superar ese choque- consideran a Huntington un visionario por pintar ese panorama en 1993. Pero hoy me he quedado muy sorprendido al descubrir un profeta aún mejor, por el tiempo en que formuló su vaticinio. Y además, grosso modo, un precursor de la Alianza de Civilizaciones que propugna José Luis Rodríguez Zapatero. Transcribo, sin quitar una coma, lo que publicó Albert Camus en un artículo en Combat en noviembre de 1946. 47 años antes que Huntington:

"...Pero si, mañana, concibiéramos soluciones internacionales en función del problema ruso americano, correríamos el riesgo de vernos de nuevo superados. El choque de imperios está ya en trance de ser secundario con respecto al choque de civilizaciones. De todos los lugares, en efecto, las civilizaciones colonizadas dejan oír sus voces. Dentro de diez años, de cincuenta, lo que estará en tela de juicio será la preminencia de la civilización occidental. Más vale, pues, pensar enseguida en ello y abrir el Parlamento mundial a esas civilizaciones, a fin de que su ley resulte verdaderamente universal, y universal el orden que la ley consagre...". (Crónicas 1944-1953, Alianza Editorial, páginas 98-99. Gracias por la pista, Andrés).

"Está claro que el espíritu siempre ha marchado con retraso con respecto al mundo. La historia corre mientras la mente medita", afirma Camus unos párrafos más arriba. Un comentario que, visto lo que luego dice, me parece un formidable ejercicio de modestia.

2 comentarios:

Borja Ventura dijo...

Leer cosas así, amén de sorprenderme, me hace darme cuenta de qué pocas cosas inteligentes se dicen hoy en día.

Lo del choque de civilizaciones siempre me ha parecido una visión muy reduccionista de la realidad, centrándose en un problema descontextualizado y sin mirar más allá.

Muy bien traído el comentario de Camus.

Anónimo dijo...

Lo del choque de civilizaciones ya se veía venir con la batalla entre Pico alto y Pico bajo.