jueves, 8 de noviembre de 2007

Conciencia de clase

No sé si es que ya iba un poco sugestionado, después de haber leído tanto sobre las castas, pero me ha llamado la atención lo asumido que tienen los indios su condición social. Y puede reflexionar sobre ello tras presenciar un partido de polo, el hockey ese sobre caballos que, como el fútbol, inventaron los ingleses para que ganaran los argentinos. El partido se celebraba en un estadio donde había dos zonas: unas gradas de piedra y otras mucho más lujosa, cubierta y donde los espectadores se sentaban en sofás.

No cobraban entrada, no me pareció que hubiera medidas de seguridad en la puerta. Pero mientras todos los ricos -joyas, sedas, ricos turbantes- se dirigían hacia la zona noble del edificio, los pobres se encaminaban como corderitos hacia la parte más humilde. No sé que hubiera pasado si a alguno de éstos se le hubiera ocurrido pasarse a los palcos. Pero a ninguno se lo ocurría. Al terminar el partido hubo un cocktail con comida y bebida gratis y música en directo. No había nadie en la puerta "clasificando el ambiente" como dicen los porteros de discoteca. Yo entré como Pedro por su casa, supongo que mi aspecto más o menos occidental me servía de salvoconducto. Pero a ninguno de los tipos modestamente vestidos que ocuparon la grada se le ocurrió asomarse por allí.

La impresión de un viajero apresuradísimo que quería entender algo de un país inmenso en cuatro días es necesariamente injusta. Pero mi sensación es que la conciencia de clase en India es tremenda. Una sociedad conformista es una sociedad estancada. Pero quizá ese acomodo del espíritu explique porque un país con tantas desigualdades sociales es -relativamente- tan pacífico y tan seguro.

4 comentarios:

El Jebi dijo...

Brillantes vivencias de un brillante escritor. Sólo me queda una duda: ¿con qué jugaba esta buena gente al hockey a caballo? ¿Con la cabeza de un inglés o con la de un paquistaní?

Anónimo dijo...

Bueno Berni, eso de "mi aspecto más o menos occidental".... que ya nos hemos visto varias veces las caras.

Anónimo dijo...

Y no será que la zona de los ricos era un coñazo. ¡Hay gente que por ir de digno se pierde cada juerga!

vaca parada dijo...

Berni,
Pues para tan corto viaje se ve que lo aprovechaste mucho. Por India se te echa mucho de menos. Yo sigo sin entender nada de este fascinante pais. Te dejo una frase que es muy comun aqui: Todo lo que se diga de India y exactamente lo contrario son verdad.
Besos...