lunes, 11 de febrero de 2008

Apostaté

Los que me conocen ya supondrán que, pese a ser un mal cristiano, no he abandonado la Iglesia Católica, la única verdadera como decía la Constitución de 1812. Mi apostasía es mucho más profunda: he dejado a Microsoft por Macintosh. Y es que cambiar de sistema operativo supone ver con otra perspectiva el mundo, o al menos ese mundo de los ordenadores en el que pasamos tantas horas al día.

Tenía mis dudas. Llegué a comprarme otro portátil pero lo he cambiado hoy por un ibook. Y me ha convencido sobre todo el entusiasmo de mis amigos macintosheros. No he conocido una gente más feliz con su ordenador: a todos les brillan los ojos cuando te hablan de su máquina e intentan convencerte de sus virtudes. Porque el buen usuario de Mac es un sujeto proselitista. Y como en los anuncios de detergente en la televisión, ninguno se deja cambiar su computadora ni por dos PCs con Windows Vista.

Ángel González fue un convencido de Apple hasta el final. Me consta que otro genio e ilustre veterano de Internet, Rafael Azcona, también lo es. Vanessa, mi jefa, una recién conversa, fue la primera en aconsejarme la deserción. Y algunas de las personas que he visto disfrutar más a los mandos de un ordenador, como los infógrafos Rafa Hohr y Carlos Gámez, también son devotos de la secta. De hecho llamé ayer a éste último para que me diera buenos motivos para la apostasía. Y me dio uno excelente: es raro que te entre un virus. Sin embargo, el argumento definitivo me lo dio Chiqui: con Mac "se liga muchísimo, muchísimo más". A ver si es verdad.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Los fieles a Microsoft entonamos sin rencor el "Ojalá que te vaya bonito" como a Gallardón o algo mejor.
Suerte.

Anónimo dijo...

No te emociones. Si fuese cierto que se liga muchísimo, no haría falta ni hacer proselitismo. Ojalá que te vaya bonito, pero será porque tú lo vales ( y no porque te tiñas con L´Oreal, como en el anuncio)

Bárbara dijo...

Lo de ligar no sé pero en la vida diaria los Mac te hacen sentir en armonia con la tecnologia y no en frustración constante como con los pc. Muerte a microsoft y windows, viva el maldito steve jobs!
Acabo de descubrir tu blog, compañero, te seguiré de cerca desde el otro lado del atlantico.
besos
Barbara (celis)