sábado, 2 de febrero de 2008

El día de la marmota

Hoy es el Día de la Marmota, esa tradición pintoresca que puso de moda aquella estupenda película con Bill Murray y Andie McDowell. Según cuenta la exhaustiva pero falible Wikipedia (como mi memoria) es una tradición que se celebra en la localidad de Punxsutawney (Pennsilvannia) desde 1887. El 2 de febrero, una fecha que dista entre el solsticio de invierno y el equinocio de primavera, se observa como la marmota sale de su escondrijo (en este caso de una caja). Si ve su sombra (o sea, si hay sol) se asusta y vuelve a hibernar seis semanas, pronosticando que el invierno aún va a durar mes y medio. Si no la ve (si está nublado), sale confiada anticipando una pronta primavera.

La marmota tiene un enorme club de fans cuya página web retransmitirá en directo el evento a las siete de la mañana hora local, la una de la tarde en Madrid, las doce en Canarias. Dicen que los granjeros de la zona planificaban sus cosechas de acuerdo a este pronóstico. Algo muy arriesgado considerando que según National Geographic el bichito acierta un 28% de las veces. No está mal para tener sólo dos opciones... Pero ¿Cuánto acierta el hombre del tiempo de la tele? ¡Hasta dentro de unas horas, excursionistas!

AÑADIDO (15.50 horas): La marmota se ha asustado de su sombra y ha pronosticado seis semanas más de invierno. Todos los detalles y estrambóticas fotos del acontecimiento pueden consultarse aquí.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué desisusión! Yo pensé que lo de la marmota era una de esas verdades seudo-científicas que no fallaba casi nunca aunque su fundamento fuera un secreto. Como lo del pastor de Gorbea más o menos.

Anónimo dijo...

Lo que no entiendo es porque no le dan la vuelta a la teoría y de forma que la marmota tenga un honroso porcentaje de 72% de aciertos.

Anónimo dijo...

Yo viví en Pensilvania muy cerquita del pueblo de la marmota. No recuerdo qué hizo el animalito ese año, lo que sí recuerdo es que hacía un frío de narices.
Por cierto, lo de vivir en Pensilvania y que la gente te pregunte por el conde Drácula es casi tan frecuente como ser de Leganés y que te menten al monstruo.
Graciosilla que es la peña.

Maria dijo...

Oñe ya decía yo que no quería salir de mi agujero...

El Jebi dijo...

Se te olvida, y creo que adrede,compañero, que Tenerife también tiene su propio día de la marmota: se trata del sábado de piñata de carnavales (que ya está muy cerca, por cierto), en el que los que no se han comido un rosco durante toda la semana anterior salen directamente a la calle a juntar sus genitales sin preámbulos. Lo bueno, que este hecho es invariable como en la película de Ramis. Lo malo, que las guapas no salen ese día porque ya hace cinco o seis que alguien las satisfizo. Amen.