jueves, 31 de mayo de 2007

El zorrocloco, precursor del permiso de paternidad

Todo está inventado. Hablamos hace unos días de Tolstoi como precursor del copyleft y hoy vamos a hablar del zorrocloco de los aborígenes canarios como antecedente del permiso de paternidad, de cuya ampliación a 15 días se cumplen ahora seis meses. Me he acordado estos días del tema porque mi amigo Jorge Otero y su chica, Almudena, han sido padres de mellizos, y aprovecho la ocasión para felicitarles desde aquí.

El zorrocloco era una costumbre practicada en varias de las islas canarias antes de la conquista y que se prolongó en algunas zonas hasta mediados del siglo XIX. Consistía en que cuando una mujer daba a luz también se encamaba el padre, que recibía durante unos días agasajos y cuidados parecidos a los de la madre. La expresión "ponerse zorrocloco" aún se usa en Canarias (yo la he oído) para referirse a la actitud mimosa de algunos hombres.

Así lo cuenta la entrañable Natura y Cultura de Canarias, la biblia informativa del archipiélago para los que tenemos más de 30 años:

"Destaca sobre todo la costumbre del zorrocloco, que algunos sitúan en Lanzarote, otros en El Hierro y otros en La Palma [...] Consiste en que cuando la mujer daba a luz o cuando se levantaba varios días después el marido hacía el zorrocloco, acostándose en otra habitación, cubriéndose bien y simulando estar enfermo. En este periodo se le llena de cuidados, como si se tratara de la parturienta [...] En el papel del zorrocloco hay una actitud de identificarse con la situación de mimo que vive su mujer ¿Quizás hay una tendencia de indentificación con la maternidad o es un símbolo de considerar al hijo como parte también importante del padre a pesar de no sufrir el parto?"

[Ahora que está tan de moda lo del hecho diferencial haría bien el señor López Aguilar, brillante vencedor de las elecciones en Canarias, en tomar nota y proponer una norma complementaria a la del permiso de paternidad en la que se recoja esta peculiaridad cultural de nuestro archipiélago. Cosas más raras se ven todos los días.]

4 comentarios:

cuellitropo en zorrocloco dijo...

"Zorrocloco me encuentro" decía el caradura guanche cuando a su mujer todavía no le habían quitado los puntos.

Qué bien lo explicaba Doña Emérita y cómo pegaba la hebra...

jorge dijo...

Es una pena que se estén perdiendo las buenas costumbres: si ahora hiciera el zorrocloco, mi chica me echaría de casa y no volvería a ver a mis churumbeles hasta el día de su mayoría de edad.

Gracias por la felicitación, Bernie. Aquí tienes un lector fiel.

Quiza dijo...

¿Eso qué es, como estar on holidays?

Paco Maurial Mackee dijo...

Hola amigo, cómo estás? Gracias por el consejo. Ya he hecho el cambio en mis blog para admitit comentarios de todo aquél o aquella que me quiera dejar un comentario.
Me gusta mucho la dinámica musical de tu blog; esos temas de piano son una belleza, los conozco. Y tus noticias comentadas o ampliadas y la posibilidasd de interactuar, de hacer click en distintos links...te ha quedado muy bien.
Bueno, Berni, seguiremos en contacto. Un fuerte abrazo y recuerdos cordiales para Bea.
Paco

PD; se nota tu capacidad comunicativa y periodística en tus textos: tienes mucha experiencia y es muy interesante de leer. Adelante, que siga la inspiración, colega.