miércoles, 30 de mayo de 2007

¿Es para tanto?

Cuenta hoy ELPAIS.com la historia de Allison Stokke, una joven estadounidense de 18 años, estudiante del instituto y campeona de salto con pértiga, que está adquiriendo una fama exorbitante -y no deseada- en su país. Primero una foto suya empezó a circular por blogs deportivos. Luego, se fue creando un creciente grupo de fans que difundieron exponencialmente esa y otras imágenes suyas por Internet. Luego llegaron los mensajes -miles, algunos de ellos obscenos- a su página personal. Lo último parece ser un vídeo colgado en Youtube de una entrevista con la muchacha que se ha convertido en documento de culto para su legión de admiradores.

Ella está harta y no quiere saber nada de tanta fama. Sólo pretende seguir entrenando y sacar sus exámenes. ¿Lo conseguirá? ¿O la convencerá alguna marca comercial de que ser célebre no es tan desagradable y de que puede proporcionarle mucho dinero? ¿Debemos los medios de comunicación -incluido los blogs- fomentar el crecimiento de una bola de nieve que su protagonista no desea? Arriba tienen un vídeo con la entrevista a la chavalita. Veánlo y respondan a mi última pregunta ¿Es para tanto?

Nota: El principal club de fans de Stokke (al menos los que consiguieron el dominio allisonstokke.com) ha cerrado su página web por respeto a los deseos de la chica. Esos sí que la quieren.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya si hay. La chica es un bombón. Es más, es casi una escultura griega. Busquen la fórmula de la proporción áurea en Wikipedia y aplíquenla a este prodigio de la naturaleza. (La fórmula de la proporción áurea es la que rige al hombre de Vitrubio de Leonardo, canon de la belleza masculina, y también el Partenón, entre otros objetos sumamente bellos). Mírenla en la foto: la relación entre las caderas y los hombros... el busto esbelto... el vientre acanalado...un rostro armonioso... Nada de Mosses, ni Lohans ni Minogues ni Johanssons ni pamplinas. Voilà, la perfección.) Un saludo.

qué_lástima dijo...

No, creo no es para tanto. Pero tengo unas matizaciones. Hoy me he topado con el artículo de marras en varios sitios web que he visitado, incluidos medios de prensa españoles y, pese a colaborar con mi visita a otros tantos sitios como éste y, como dicen en algunos, "colaborar con la bola de nieve" que tanto está molestando a esta señorita, quiero dar mi opinión por primera y, posiblemente, única vez.

En primer lugar he de decir que soy fotógrafo, no en activo, pero he vivido muchos años de la fotografía y continuo haciendo fotos, si bien miro muy bien qué publico en internet y siempre a sabiendas de que todo lo que hay en internet es público aunque se le ponga el consabido copyright (que normalmente es disuasorio porque poca gente paga a los estamentos para proteger ese ©, es decir, no sirve más que para asustar a los que traten de publicar la imagen, no a los que se la descarguen en su disco duro). Si no quieren que la gente vea y/o descargue sus imágenes, que no las coloquen en internet, porque el simple hecho de verla en su navegador implica haberla tenido que descargar en el ordenador del usuario (caché).

La actual sociedad, y me centro en la española, que es en la que vivo, ha llegado a un nivel de estupidez que la ha convertido en una caricatura. Entre los comentarios de la noticia de uno de estos medios de prensa mostraban un enlace en el que alguien denunciaba que dicho medio (muy conocido) había utilizado una imagen de un usuario para elaborar un anuncio. Eso sí es ilegal, y da igual quién incurra en el delito, no quiero meterme en ello. Entre las "perlitas" que iba dejando la gente tuvo que salir el comentario de siempre: "en la imagen sale un menor y eso es ilegal". Ahí quiero llegar. Sale un menor soplando una vela de un pastel de cumpleaños. ¿Dónde está la ilegalidad en la imagen? Si vas haciendo fotos por la calle, o en tu estudio, o en su casa con su permiso y alguien se cruza en tu camino, en más de una ocasión te asaltan con sus derechos de imagen, la gente los "defiende" y enseguida habla de "denuncias" y cosas por el estilo. Esta chica, la atleta, no sé si puede exigir que se retire toda imagen suya de sitios que la incluyan, porque realmente no están vulnerando nada, ni su intimidad (las competiciones son públicas), ni su nombre, ni nada. Sólo muestran su saber hacer en el mundo del deporte. Supongo que lograr esto sería posible con un desembolso de dinero bastante grande, paciencia y algo de suerte y confianza en el ¿buen? hacer de la ley; pero la realidad es que es muy poco probable que ocurra. Pero, por otro lado, no puede perseguir a quien se la haya descargado, porque no es ilegal.

¿Qué problema puede haber¿?que es guapa?¿que tiene un tipazo?¿que ahora la situación le propone un reto, el tener que destacar por sus cualidades atléticas para demostrar que no sólo es un cuerpo bonito? Cuando una persona entra en el mundo de la competición, lo hace en un territorio público, si tiene una legión de fans se convierte en un personaje público, y si no le gusta tenía que haberlo pensdo antes. Por otro lado, las imágenes que he visto, y el video que usted incluye no muestra nada que pueda ser constitutivo de delito. Estoy de acuerdo con usted ¿dónde está el problema entonces? Seguramente en que no ha recibido dinero a cambio.

Cuando ejercía la docencia, que fue durante 10 años, me entrevistaba a menudo con mis alumnos y les preguntaba cosas referentes a sus estudios y a su futuro, sus inquietudes, etc. Uno de ellos, respondiendo a mi pregunta de ¿qué te gustaría ser de mayor? fue tajante, explícito: "quiero ser famoso". Quería vivir con exceso, tener mucho dinero y que no le faltase de nada. Olvidó decir cómo iba a ganar ese dinero que tanto deseaba, porque por el apellido no iba a ser, ni le iba a venir de su familia, pues era bastante humilde.

Hoy en día los medios de comunicación, que dicen promover la cultura, el sentido común, los valores, etc, han esparcido una serie de principios que han calado en la mente de nuestros chavales facilmente (y supongo que fuera de España es igual); la fama, el éxito, la riqueza, etc ... e inmediatamente. Aunque se les olvidó la subordinación: "¡y es aquí donde váis a empezar a sudar!" ¿la recuerda usted? Yo sí. Eso de trabajarse a fama, el éxito y el dinero, actualmente, no es un principio porque exige esfuerzo, no tiene cabida entre muchos chavales porque no es lo que los medios les muestran. Les muestran mamarrachos que se enriquecen (algunos no tanto) a base de querellarse con el vecino por casi cualquier cosa, que llenan sus cuentas a base de enseñar las tetas en revistas a una sociedad que, después de 40 años de franquismo y otros 40 de postfranquismo sigue siendo fundamentalmente provinciana, que no ha aprendido nada de todo eso y que ve que fuera, en muchas ocasiones, sí se ha hecho. Nosotros ansiamos ser como ellos, adoramos sistemas sociales que en su contexto funcionan porque probablemente tienen la madurez social necesaria, y los metemos en la nuestra "con calzador" porque en la televisión nos machacan con que hay que ser "modernos" y "europeos del siglo XXI". No sé si me explico. Basta con que algo sea susceptible de ser malentendido para que alguien lo coja, lo descontextualice, utilice la pluralidad de la Red para emitir un juicio manipulado y, como resultado, obtenga miles de repulsas individuales al más puro "estilo censura" de la olvidadísima Inquisición diciendo que "pobre chica", "ella no quería", "la gente está salida", "denúncialos, que te vas a sacar una pasta porque yo conozco a alguien que le ha pasdo algo similar" o, como he leido en algún comentario "me masturbo con ella y ojalá fracase en su carrera deportiva y se dedique al cine porno". Aquí no cuenta la libertad de pensamiento, no cuenta la libertad de expresión, no cuenta lo que ellos decidan que no cuenta hoy y porque sí. Mañana puede ser lo contrario, dependiendo de por dónde sople el viento.

Si muestras la foto de la chica en cuestión a alguien, yo lo he hecho, lo primero que comentan es que está estupenda (da igual que la vea un hombre o una mujer, he probado los dos). Si les dices que medio internet la tiene y que a ella no le gusta, a algunos les cambia la cara y cambian el discurso ¿por qué?. Si muestras la imagen de un crío, todos dicen que es "una monada" (podría valer la suya propia con la que se identifica en este sitio, la de la columna derecha), pero si les dices que alguien piensa que es precioso y se la descarga al disco duro, desconfían de quien lo haga. ¿Por qué? Simplemente porque "la gente es intocable" y los niños más, no pueden ser fotografiados, ni mirados, ni tocados ni mentados sin que alguien tenga que hacer el comentario (difamatorio) y la jocosa, pero insultante frase de "eres un pederasta".

Hablan de derechos de imagen y se muestran publicamente, como en un "mírame y no me toques", o mejor, como en un "ni me mires o te denuncio". Bien, hagamos caso a sus derechos de imagen y como cuestión legal que es, denunciémosles, porque en justa realidad, algo que tiene derechos "no puede ser mostrado en lugares públicos, ni distribuido en ningún soporte", y, en el caso de la chica (mayor de edad en España, 18) ella es la dueña de sus derechos. Debe pagar por todos los que la hemos visto y por todos los que nos hemos descargado su imagen, debe pagar por todos los que vean el video y por todos los que lo distribuyan, debe pagar por todos y cada uno y debe ponerse unos pantalones amplios y un jersey de lana gorda para no enseñarnos su precioso cuerpo que, además, agrede públicamente al batallón de obesas que hay por nuestras calles.

Todo esto si seguimos los argumentos y comportamientos de los "censores", los de la sociedad ésta que le comento, con sus principios fofos y facilones, a los solidarios de marketing y multiculturales de boquilla.

Mi realidad sobre lo que nos ocupa: ¿cuánto salta con la pértiga? Porque si es buena de verdad, que busque patrocinio, que se lo han puesto en bandeja.

Como dice alguien en uno de esos comentarios que digo que he leido, "si la vida te da limones, sácales todo su jugo", pero éste no es el caso, desde luego. Ojalá en mi juventud, cuando practicaba y competía en varios deportes, me lo hubieran puesto TAN fácil.

Conclusión: si la chica (y sus abogados) son lo que dicen ser, la veremos en las competiciones de la televisión batiendo esos records que dice que ya ha batido. Si sólo son unos oportunistas más del montón, como mucho, la veremos en algún Reality Show viviendo de dar pena.

Reitero su pregunta: ¿qué hay de malo en todo esto que tanto revuelo ha montado? Que la gente se deje de leyes estúpidas y que utilice las neuronas y el sentido común, que se apolillan de no usarlos.

Y a todos los que se dedican a criticar lo que no es criticable y ver lo que no hay, que se fijen en su propia mediocridad.

Gracias por su tiempo y por leerme.

Anónimo dijo...

Una compañera mía americana sacó unas fotos de sus sobrinos bañándose desnudos en la piscina y el de la tienda de revelado avisó a la poli. No es que tenga mucho que ver, pero me apetecía contar esta historia.

De todas formas, si el deso de la chica es que se deje de hablar de ella, tal vez deberíamos volver a Fofito. Él estará encantado.

Anónimo dijo...

Vaya parrafada que se marca el nota, no? Casi que se me ha pasado el sofoco de ver a la yanki agarrada a la pértiga!

Puesfijate dijo...

Gracias a ti por tu contribución, que_lastima. Perdón ponerme en plan Umbral con su libro pero igual te interesa un post que escribí hace unos días sobre Tolstoi y el copyleft:

http://puesfijate.blogspot.com/2007/05/precursores-del-copyleft-he-ledo-perdn.html

Puesfijate dijo...

Fe de erratas: Donde durante 24 horas puso "exhorbitante" debió decir "exorbitante". Gracias, Santiago Carbajo, maestro de diseñadores.