jueves, 17 de mayo de 2007

Restaurantes sin cartel

Nunca hubieramos entrado por esa puerta (yo y el lobby leones con el que viajo: Alfredo, Torbe y Ruth, de momento) si no nos hubieran recomendado el local. Y de haber entrado habriamos vuelto a salir con la misma: mesas de conglomerado, manteles de papel y aspecto bastante cutre. Pero entonces me habria perdido unos estupendos fetuccini con salsa de carne en uno de los restaurantes con mas encanto de Roma. Casa Margherita, en el gueto, es tan estupendo que no necesita ni cartel en la puerta para anunciarse. Gracias, Lucia por tu recomendacion.

Casa Margherita cierra por las noches (creo) pero entonces es posible cenar en otro local aun mas rustico. Esta en el numero 14 de la calle Banchi Nuovi, cerca del Vaticano. Tampoco hay ningun reclamo en la puerta, que yo recuerde. Me lo ensegno (este teclado no tiene acentos ni egnes) mi amiga Chiara Levratto (a la que desgraciadamente no he podido ver en este viaje) hace dos agnos. Supongo que no habra cambiado (ni el restaurante ni Chiara).

Del local se encargan dos viejitas. Si no tienes abuela italiana durante un par de horas puedes experimentar lo que se siente teniendo una. No hay menu (te tienes que comer lo que haya ese dia), te echaran la bronca por estar tan flaco y te obligaran a comerte todo el plato. Impagable.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicidades! Por fin un blog bien hecho! Deberia utilizarse como ejemplo de como hacer estas cosas. Esperemos que Uri Geller no quiera eliminarlo de internét. Y, si lo hace, al menos que tenga que pagarte una indeminización.
Ortega.

Chiqui dijo...

Quiero todos los detallles de esas trattorias. Ya lo estás publicando con pelos y señales!!!